Staywell Custom Communications Health Portal
Medicina Alternativa y Complementaria

../../images/ss_coins.jpg

Níquel (Ni)

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2013 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

Términos Relacionados

  • Número atómico 28, Ni, cloruro de níquel, sulfato de níquel, sulfato niqueloso, nitinol, oligoelemento.

Historia

  • El níquel es un oligoelemento, necesario para la sobrevivencia de las bacterias, las plantas y los mamíferos. Es un metal duro, brillante, blanco-plateado presente en el suelo, el agua, el cacao, el chocolate, las nueces, los frijoles secos, los guisantes, la soja, la espinaca, la lechuga, la harina de avena, los granos, las frutas (incluyendo las frutas enlatadas), otras verduras (incluyendo las verduras enlatadas) y las semillas de las leguminosas, como así también en las ostras, el salmón, la manteca vegetal, los huevos y la leche. El agua potable y los alimentos son las principales fuentes de níquel. La dieta promedio estadounidense contiene alrededor de 300 microgramos de níquel por día.

  • Las aleaciones de níquel son metales creados por la combinación del níquel con otro metal, como el titanio, usado en muchas aplicaciones médicas y dentales, incluyendo las dentaduras postizas, las coronas dentales, los stents, las artroplastías de cadera y los tornillos usados durante la cirugía de reconstrucción de los huesos. El níquel también se usa para fabricar acero inoxidable. Es un componente usual de las monedas de plata, las hebillas de los cinturones y las alhajas poco costosas. Se usa en la industria automotriz, en electrónica, en los procesos químicos, en las pilas de níquel-cadmio y en muchos productos para el hogar.

  • El níquel es la causa más común de alergia al metal, que afecta a las mujeres más a menudo que a los hombres. Puede desarrollarse a cualquier edad y tiende a durar toda la vida de la persona. Los síntomas de la alergia al níquel incluyen un sarpullido urticante en el lugar donde el níquel tuvo contacto con la piel. Esta reacción podría ocurrir después de la exposición por tiempo prolongado a los productos que contienen níquel como el armazón de los anteojos, los materiales dentales y las alhajas poco costosas. La exposición de los seres humanos a los ambientes altamente contaminados con níquel, como aquellos asociados con el refinamiento del níquel, la galvanoplastia y la soldadura, podría causar alergias en la piel y cáncer de nariz y pulmón.

  • La Directiva del Níquel de la Unión Europea (the European Union Nickel Directive) limita la cantidad de níquel permitida en los productos de consumo que entran en contacto directo y prolongado con la piel (por ejemplo, los pendientes, las pulseras del reloj y las cremalleras). Hay algunos indicios de que esta regulación redujo la cantidad de alergia al níquel en Europa. En Norteamérica, donde no existen regulaciones, es cada vez mayor la incidencia de alergias en la piel inducidas por el níquel. Algunos expertos creen que deberían existir estas regulaciones en Estados Unidos y otros países para prevenir las alergias al níquel.

  • Si bien teóricamente podría haber carencia de níquel, en la bibliografía disponible no existe evidencia científica de beneficios de los suplementos de níquel en los seres humanos.

Evidencia Cientifica

Usos:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

Grade*

No existen estudios disponibles adecuados para incluirla en la tabla de evidencia científica.

*Clave para los grados:A: Evidencia científica sólida para este uso; B: Evidencia científica buena para este uso; C: Evidencia científica dudosa para este uso; D: Evidencia científica aceptable contra este uso (podría no funcionar); F: Evidencia científica sólida contra este uso (probablemente no funciona).

Tradicion/Teoria

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

  • Insuficiencia suprarrenal, enfermedad de Alzheimer, enfermedades óseas, disminución de la tolerancia a la glucosa (producción inadecuada de insulina), mejora de la absorción de hierro, cirrosis hepática, nutrición parenteral total, carencia de vitaminas y nutrientes (carencia de níquel).

Dosificacion

Las siguientes dosis están basadas en investigaciones científicas, publicaciones, uso tradicional u opinión experta. Hay muchas hierbas y suplementos que no se han sometido a pruebas exhaustivas, por lo que su seguridad y eficacia no se puede demostrar. Las marcas podrían prepararse de manera diferente, con ingredientes variables, incluso dentro de la misma marca. Es posible que las siguientes dosis no correspondan a todos los productos. Deberá leer las etiquetas del producto y analizar la dosis con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia.

Adultos (18 años y mayores)

  • No se ha establecido un aporte diario recomendado (ADR, RDA) para el níquel. Las cantidades comunes incluidas en los suplementos varían de 35 a 100 microgramos por día.

  • La ingesta de níquel alimenticio es variable, con un promedio de alrededor de 150-300 microgramos por día. El níquel alimenticio proviene predominantemente de las raíces, las verduras, los granos y el pan. Algunos comestibles, como el cacao, el chocolate, las nueces, los frijoles secos, los guisantes, la soja, la espinaca, la lechuga, la harina de avena, los granos, las frutas (incluyendo las frutas enlatadas), otras verduras (incluyendo las verduras enlatadas) y las semillas de las leguminosas, como así también las ostras, el salmón, la manteca vegetal, los huevos y la leche contienen cantidades muy altas del níquel.

  • La levadura en polvo y el cacao en polvo podrían contener cantidades excesivas de níquel debido a la filtración del níquel durante el proceso de elaboración. El consumo de estos productos en grandes cantidades podría aumentar el consumo de níquel a 900 microgramos por día o más. El agua potable blanda (con menos minerales disueltos que el agua dura) y las bebidas ácidas podrían disolver el níquel de las tuberías y los recipientes. Los procesos de filtración o corrosión podrían contribuir de manera significativa a la ingesta por vía oral del níquel, ocasionalmente hasta 1,000 microgramos por día, lo que equivale al consumo superior tolerable de níquel en los adultos.

Niños (menores de 18 años)

  • No se recomienda el níquel como suplemento alimenticio debido a que la excesiva exposición al níquel en los niños podría inducir anomalías del desarrollo y enfermedades de aparición tardía. El consumo superior tolerable para los niños de 1-3 años es de 0.2 miligramos por día; para los niños de 4-8 años es de 0.3 miligramos por día y para los niños de 9-13 años es de 0.6 miligramos por día. Los adolescentes de 14-18 años y las mujeres embarazadas o lactantes tienen el mismo consumo superior tolerable que los adultos (un miligramo por día).

Seguridad

La Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU. (FDA) no regula las hierbas y suplementos de manera estricta. No hay garantías respecto a la potencia, pureza o seguridad de los productos, y los efectos podrían variar. Lea siempre las etiquetas del producto. Si usted padece de alguna afección, o si está tomando otras drogas, hierbas o suplementos, deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia nueva. Consulte con un proveedor médico de inmediato si sufre efectos secundarios.

Alergias

  • Según el Grupo Norteamericano de Dermatitis de Contacto (the North American Contact Dermatitis Data Group, NACDG), el níquel se encuentra entre los cinco alérgenos más comunes.

  • Los pacientes pueden volverse alérgicos al níquel a cualquier edad. Por lo general, los síntomas se presentan dentro de los 20 minutos de exposición al níquel. Los pacientes alérgicos al níquel desarrollan dermatitis de contacto, un sarpullido urticante. La gravedad varía según las personas. Algunos pacientes podrían presentar ampollas con líquido. En la mayoría de los casos, la piel afectada se limita al área que fue expuesta al metal. No obstante, es posible que la erupción se extienda a otras partes del cuerpo. Los síntomas en cualquier parte del cuerpo podrían durar desde unas pocas horas a días.

  • Los productos como monedas de plata, llaves, alhajas (collares, pendientes, brazaletes, anillos y pulseras del reloj), hebillas de los cinturones, cremalleras, botones, ganchitos de los sostenes, broches para tirantes, bolígrafos, broches para el pelo, rasuradoras eléctricas, sujetapapeles y herramientas eléctricas podrían contener níquel. Los pacientes expuestos al níquel de manera regular tienen mayor riesgo de desarrollar alergias al níquel. Una vez que una persona se sensibiliza al níquel, con el tiempo, las exposiciones al níquel también causarán una reacción alérgica.

  • Por lo general, no se produce una respuesta alérgica al níquel la primera vez que el cuerpo se expone a este. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC), cuanto más expuesta esté una persona a los productos con níquel, mayor será la probabilidad de que el paciente se vuelva alérgico a este. Después de la primera vez o de las primeras veces que el cuerpo se expone al níquel, el sistema inmunitario se sensibiliza. Durante este proceso, los glóbulos blancos del cuerpo desarrollan anticuerpos al níquel. Una vez que se sensibilizan, los anticuerpos son capaces de detectar rápidamente y unirse a los alérgenos del níquel cuando estos entran en el cuerpo. Estos anticuerpos también provocan la liberación de los químicos (como la histamina) que causan los síntomas alérgicos, como enrojecimiento, picazón e inflamación de la piel.

  • Los principales factores de riesgo para el desarrollo de la alergia al níquel son el género femenino y la exposición temprana (por ejemplo, la perforación de las orejas a temprana edad). Históricamente, la alergia al níquel ha afectado más a las mujeres que a los hombres. Los investigadores creen que este mayor riesgo podría deberse a que las mujeres tienden a tener sus orejas perforadas más que los hombres y a usar productos cosméticos con níquel. No obstante, dado que las perforaciones del cuerpo continúan ganando popularidad, ha habido un creciente número de informes de hombres con alergias al níquel. Cuando se perforan las orejas u otras partes del cuerpo, este se expone al níquel de las alhajas durante varios días hasta que la piel se cicatriza. Una reacción alérgica puede prevenirse si se perfora la piel del paciente con alhajas hipoalergénicas, de acero inoxidable, de oro puro o de plata pura.

  • El agua potable y los alimentos que contienen altas cantidades de níquel (como el cacao, el chocolate, las nueces, los frijoles secos, los guisantes, la soja, la espinaca, la lechuga, la harina de avena, los granos, las frutas (incluyendo las frutas enlatadas), otras verduras (incluyendo las verduras enlatadas) y las semillas de las leguminosas, como así también las ostras, el salmón, la manteca vegetal, los huevos y la leche) podrían provocar alergia al níquel en los pacientes extremadamente sensibles. En estos pacientes, podría recomendarse una dieta restringida en níquel.

  • Algunas profesiones están asociadas con un mayor riesgo de contraer dermatitis de contacto inducida por el níquel, incluyendo los dentistas y los especialistas en higiene dental, los peluqueros, los cajeros, los pintores de cerámica danesa, los trabajadores en la construcción de aviones, los músicos, los ensambladores electrónicos, los enfermeros, los vendedores y los ensambladores generales. Las exposiciones al níquel relacionadas con el trabajo a menudo causan eccema de manos, un sarpullido urticante que se desarrolla en las manos.

  • Los pacientes con aparatos dentales que contienen níquel, incluyendo las ortodoncias, las dentaduras postizas y las coronas, están expuestos a niveles bajos de níquel dado que la saliva hace que el metal se corroa de manera muy lenta. Asimismo, los metales con níquel usados en los stents, las artroplastías de cadera y los tornillos usados durante la reconstrucción de los huesos también podrían liberar cantidades pequeñas de níquel en el cuerpo. Si bien este tipo de exposición al níquel no parece suponer un riesgo en general, podría causar una reacción alérgica grave en las personas hipersensibles al níquel. El acero inoxidable libre de níquel se desarrolló para tratar el problema de la sensibilidad al níquel. Es importante informarle a los dentistas y a los médicos en caso de hipersensibilidad conocida al níquel.

  • Si bien no existe una cura para las alergias relacionadas con el níquel, los antihistamínicos, las cremas y las pomadas corticosteroides, las compresas frías, las cremas hidrocortisonas y las cremas hidratantes podrían ayudar a reducir los síntomas. El principal tratamiento es evitar de manera estricta la exposición al níquel, incluyendo la extracción del material dental con níquel. Los equipos de prueba del níquel pueden comprarse para identificar los productos que contienen níquel. Los trabajadores que manipulan objetos con níquel con regularidad deberían usar guantes. Podría ser necesario cambiar de trabajo en caso de observarse dermatitis de contacto relacionada con el uso del níquel en el lugar de trabajo.

  • Existe evidencia que indica que la exposición a niveles bajos de níquel, como podría ocurrir en los pacientes con ortodoncias, podría hacer que el cuerpo tolere más tarde las exposiciones al níquel sin el desarrollo de reacciones alérgicas. Esto se conoce como tolerancia oral.

  • Los pacientes alérgicos al níquel también podrían ser alérgicos al paladio, al cobalto y al aluminio.

Efectos secundarios y advertencias

  • Las exposiciones al níquel podrían resultar del humo del cigarrillo, las partículas aéreas de la combustión de los combustibles fósiles, el contacto con utensilios de cocina de acero inoxidable, los artículos de acero inoxidable y enchapados en níquel y las alhajas poco costosas. Las personas que trabajan o viven cerca de industrias o instalaciones que fabrican y usan níquel podrían tener una exposición mayor a la promedio. Podrían presentarse impurezas del níquel durante la fabricación de los alimentos, los medicamentos y los suplementos alimenticios. A menudo se usa las aleaciones del níquel en las intervenciones médicas y dentales. Algunos alimentos contienen altos niveles de níquel.

  • El nivel de toxicidad por el níquel depende de su forma química. Los compuestos de níquel insolubles (el níquel metálico, los sulfuros del níquel y los óxidos de níquel) están asociados con un mayor riesgo de cáncer que las sales de níquel solubles en agua (el cloruro, el nitrato, el sulfato). El carbonilo de níquel es la forma más tóxica del níquel. Con el tiempo, la inhalación de carbonilo de níquel podría causar cáncer de pulmón y de nariz. Su consumo por vía oral podría provocar complicaciones graves, incluyendo la muerte.

  • La exposición a los compuestos de níquel por tiempo prolongado está asociada con el cáncer de pulmón y nariz en los seres humanos. Además, induce la formación de tumores en los animales experimentales. La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (the International Agency for Research on Cancer) clasificó los compuestos de níquel como cancerígenos para los seres humanos.

  • El contacto con la piel podría provocar dermatitis de contacto inducida por el níquel. En raros casos, podrían ocurrir reacciones de la piel en otra parte del cuerpo que no sea el punto de contacto con el níquel. También podría haber asma. La exposición al polvo con níquel podría causar enfermedades pulmonares y cardíacas. La exposición al níquel podría causar niveles variables de intoxicación del sistema renal y cardiovascular. La ingesta de niveles altos de sulfato de níquel se ha asociado con náuseas, vómitos, diarrea, dolor de cabeza, visión borrosa, mareos, coma e intoxicación renal.

  • Usar con precaución en los pacientes con diabetes, trastornos del azúcar en la sangre, cáncer, anormalidades de la frecuencia cardíaca, trastornos hepáticos, trastornos renales, trastornos autoinmunitarios o inmunitarios, en los pacientes que toman agentes para cualquiera de estas condiciones, en los pacientes que toman agentes para la dilatación o la constricción de los vasos sanguíneos o agentes metabolizados por las enzimas citocromo P450.

  • Usar con precaución durante la radioterapia o en combinación con el cisplatino, el transplatino y la mitomicina C, dado que el níquel podría aumentar su citotoxicidad y su genotoxicidad.

  • Evitar el consumo o la exposición excesiva al níquel.

  • Los niños deberían evitar la exposición excesiva al níquel, dado que la exposición desde la niñez podría inducir anomalías y enfermedades de aparición tardía. Los perforaciones del cuerpo deberían colocarse usando pendientes libres de níquel, especialmente en los niños, para prevenir la hipersensibilización al níquel.

  • Las mujeres embarazadas y lactantes deberían evitar la exposición excesiva al níquel, dado que puede atravesar la placenta. Además, se ha demostrado que es perjudicial para el feto y podría causar aborto espontáneo.

  • Debería evitarse el contacto de la piel con el níquel por tiempo prolongado, dado el riesgo de desarrollar dermatitis de contacto. Los trabajadores que manipulan objetos con níquel con regularidad deberían usar guantes.

  • Se aconseja que los pacientes altamente sensibles al níquel eviten de manera estricta la exposición, incluyendo el material dental y los alimentos que contienen níquel. Los pacientes con alergia conocida a otros metales, especialmente el paladio, el cobalto y el aluminio también deberían limitar las exposiciones al níquel.

  • Se debería evitar la inhalación de gases o polvo con níquel dado el riesgo de sufrir cáncer de pulmón, nariz, laringe y próstata, además de enfermedades cardiopulmonares.

  • Evitar en combinación con la terapia de disulfiram en los pacientes con dermatitis inducida por el níquel, dado el riesgo de sufrir toxicidad hepática.

Embarazo y lactancia

  • Las mujeres embarazadas y lactantes deberían evitar la exposición a niveles de níquel mayores que los normales. El níquel puede atravesar la placenta. Además, se ha demostrado que es perjudicial para el feto y podría causar aborto espontáneo. La exposición alta al níquel podría reducir la fertilidad. La exposición a altos niveles de níquel desde la niñez podría causar anomalías del desarrollo y enfermedades. El níquel está presente en la leche materna humana.

Interacciones

La mayoría de las hierbas y suplementos no se han probado completamente en cuando a la interacción con otras hierbas, suplementos, drogas o alimentos. Las interacciones que se señalan a continuación se basan en informes y publicaciones científicas, experimentos de laboratorio o uso tradicional. Siempre debe leer las etiquetas del producto. Si usted padece de alguna afección, o si está tomando otras drogas, hierbas o suplementos, deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia nueva.

Interacciones con drogas

  • El níquel podría interferir con las enzimas microsómicas metabolizantes de medicamentos que dependen del citocromo P450. Este efecto podría ser aditivo con otros metales. Como resultado, los niveles de estos medicamentos podrían elevarse o disminuirse en la sangre, y podría causar un aumento de los efectos o podría haber reacciones adversas potencialmente graves. Los pacientes que consumen medicamentos deberían verificar el prospecto y consultar con un profesional médico calificado, incluyendo un farmacéutico, sobre las posibles interacciones.

  • El níquel podría alterar la respuesta a la insulina. Se sugiere precaución al usar medicamentos que también podrían afectar los niveles de insulina o de azúcar en la sangre. Los pacientes insulinodependientes o que ingieren medicamentos para la diabetes deberían ser controlados rigurosamente por un profesional médico calificado, incluyendo un farmacéutico. Podría ser necesario realizar ajustes en la medicación.

  • La exposición al níquel podría aumentar los efectos tóxicos de la radiación ultravioleta y los rayos X, como así también del cisplatino, del transplatino y de la mitomicina C.

  • El níquel debería usarse con precaución en combinación con la terapia con disulfiram en los pacientes con dermatitis inducida por el níquel, dado el riesgo de toxicidad hepática.

  • Los pacientes con enfermedades autoinmunitarias (por ejemplo, la esclerosis múltiple, la psoriasis, el lupus eritematoso sistémico o el eccema atópico) que usan medicamentos inmunosupresores podrían ser más hipersensibles al níquel que las personas sanas.

  • Los cigarrillos y el humo del cigarrillo podrían contener níquel y por lo tanto, podrían aumentar la exposición al níquel.

  • El níquel también podría interactuar con los agentes tóxicos para los riñones y el hígado, los anticancerígenos, los agentes para la dilatación o la constricción de los vasos sanguíneos, los agentes gastrointestinales, los agentes que regulan la frecuencia cardíaca, los agentes hormonales y los neurológicos.

Interacciones con hierbas y suplementos dietéticos

  • El níquel podría interferir con las enzimas microsómicas metabolizantes de medicamentos que dependen del citocromo P450. Este efecto podría ser aditivo con otros metales. Como resultado, los niveles de otras hierbas o suplementos podrían elevarse o disminuirse demasiado en la sangre. También podría alterar los efectos que otras hierbas o suplementos posiblemente tengan sobre el sistema P450.

  • El níquel podría alterar la respuesta a la insulina. Se sugiere precaución al consumir hierbas o suplementos que podrían afectar los niveles de insulina o de azúcar en la sangre. Los pacientes insulinodependientes o que ingieren medicamentos por vía oral para la diabetes deberían ser controlados rigurosamente por un profesional médico calificado, incluyendo un farmacéutico. Podría ser necesario realizar ajustes en la medicación.

  • Algunos comestibles, como el cacao, el chocolate, las nueces, los frijoles secos, los guisantes, la soja, la espinaca, la lechuga, la harina de avena, los granos, las frutas (incluyendo las frutas enlatadas), otras verduras (incluyendo las verduras enlatadas) y las semillas de las leguminosas, como así también las ostras, el salmón, la manteca vegetal, los huevos y la leche contienen cantidades muy altas del níquel. Los pacientes altamente sensibles al níquel podrían considerar la restricción de estos alimentos en sus dietas.

  • La levadura en polvo y el cacao en polvo podrían contener cantidades excesivas de níquel debido a la filtración del níquel durante el proceso de elaboración. El agua potable blanda y las bebidas ácidas podrían disolver el níquel de las tuberías y los recipientes. Los procesos de filtración o corrosión podrían contribuir de manera significativa a la ingesta por vía oral del níquel, ocasionalmente hasta 1,000 microgramos por día, lo que equivale al consumo superior tolerable de níquel en los adultos.

  • Los pacientes con enfermedades autoinmunitarias (por ejemplo, la esclerosis múltiple, la psoriasis, el lupus eritematoso sistémico o el eccema atópico) que usan medicamentos inmunosupresores podrían ser más hipersensibles al níquel que las personas sanas.

  • El tabaco podría contener níquel y por lo tanto, podría aumentar la exposición al níquel.

  • El níquel podría interferir con el metabolismo de otros metales, vitaminas y minerales, incluyendo el cadmio, el calcio, el cobre, el yodo, el hierro, el magnesio, el manganeso, la vitamina E y el cinc. Dependiendo del metal, la coexposición con el níquel podría aumentar o disminuir el riesgo de desarrollar cáncer.

  • Los fitatos son compuestos antioxidantes (se encuentran en los cereales integrales, las legumbres, las nueces y las semillas) que podrían reducir la absorción del níquel. La vitamina C también podría reducir la absorción intestinal del níquel.

  • El níquel también podría interactuar con los agentes tóxicos para los riñones y el hígado, los anticancerígenos, los agentes para la dilatación o la constricción de los vasos sanguíneos, los agentes gastrointestinales, los agentes que regulan la frecuencia cardíaca, los agentes hormonales y los neurológicos.

Informacion del Autor/Actualizacion

  • Esta información está basada en una revisión sistemática de la literatura científica y fue editada y revisada por colaboradores del Natural Standard Research Collaboration (www.naturalstandard.com).

Referencias

Natural Standard desarrolló la información anterior con base en la evidencia mediante una revisión sistemática de todos los artículos científicos disponibles. Para obtener información completa acerca de terapias alternas y complementarias a nivel profesional, visite www.naturalstandard.com. Las referencias seleccionadas se indican a continuación.

  1. Beyersmann D, Hartwig A. Carcinogenic metal compounds: recent insight into molecular and cellular mechanisms. Arch Toxicol. 2008 Aug;82(8):493-512. Ver Abstracto

  2. Das KK, Das SN, Dhundasi SA. Nickel, its adverse health effects & oxidative stress. Indian J Med Res. 2008 Oct;128(4):412-25. Ver Abstracto

  3. Falagiani P. Nickel hyposensitization: a literature review. Int J Immunopathol Pharmacol. 2005 Oct-Dec;18(4 Suppl):3-5. Ver Abstracto

  4. Goodman JE, Prueitt RL, Dodge DG, et al. Carcinogenicity assessment of water-soluble nickel compounds. Crit Rev Toxicol. 2009;39(5):365-417. Ver Abstracto

  5. Goodman JE, Prueitt RL, Thakali S, et al. The nickel ion bioavailability model of the carcinogenic potential of nickel-containing substances in the lung. Crit Rev Toxicol. 2011 Feb;41(2):142-74. Ver Abstracto

  6. Li Q, Zeng Y, Tang X. The applications and research progresses of nickel-titanium shape memory alloy in reconstructive surgery. Australas Phys Eng Sci Med. 2010 Jun;33(2):129-36. Ver Abstracto

  7. Lu LK, Warshaw EM, Dunnick CA. Prevention of nickel allergy: the case for regulation? Dermatol Clin. 2009 Apr;27(2):155-61, vi-vii. Ver Abstracto

  8. Navarro Silvera SA, Rohan TE. Trace elements and cancer risk: a review of the epidemiologic evidence. Cancer Causes Control. 2007 Feb;18(1):7-27. Ver Abstracto

  9. Pazzini CA, Pereira LJ, Marques LS, et al. Allergy to nickel in orthodontic patients: clinical and histopathologic evaluation. Gen Dent. 2010 Jan-Feb;58(1):58-61. Ver Abstracto

  10. Pizzutelli S. Systemic nickel hypersensitivity and diet: myth or reality? Eur Ann Allergy Clin Immunol. 2011 Feb;43(1):5-18. Ver Abstracto

  11. Plotino G, Grande NM, Cordaro M, et al. A review of cyclic fatigue testing of nickel-titanium rotary instruments. J Endod. 2009 Nov;35(11):1469-76. Ver Abstracto

  12. Schram SE, Warshaw EM, Laumann A. Nickel hypersensitivity: a clinical review and call to action. Int J Dermatol. 2010 Feb;49(2):115-25. Ver Abstracto

  13. Thyssen JP, Uter W, McFadden J, et al. The EU Nickel Directive revisited--future steps towards better protection against nickel allergy. Contact Dermatitis. 2011 Mar;64(3):121-5. Ver Abstracto

  14. Thyssen JP, Carlsen BC, Menné T. Nickel sensitization, hand eczema, and loss-of-function mutations in the filaggrin gene. Dermatitis. 2008 Nov-Dec;19(6):303-7. Ver Abstracto

  15. Wild P, Bourgkard E, Paris C. Lung cancer and exposure to metals: the epidemiological evidence. Methods Mol Biol. 2009;472:139-67. Ver Abstracto

Copyright © 2013 Natural Standard (www.naturalstandard.com)

La información en esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, y está diseñada para ayudar a los usuarios a aclarar sus inquietudes de salud. La información está basada en la revisión de datos de investigación científica, patrones históricos de práctica y experiencia clínica. Esta información no se debe interpretar como un consejo médico especifico. Los usuarios deben consultar con un proveedor médico calificado para preguntas específicas respecto a terapias, diagnósticos y/o enfermedades, antes de tomar decisiones acerca de una terapia.

Revisor médico: Louise Akin, RN, BSN
Revisor médico: Daphne Pierce-Smith, RN, MSN, FNP, CCRC
Última revisión: 4/23/2012
© 2000-2014 Krames StayWell, 780 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.