Staywell Custom Communications Health Portal
Medicina Alternativa y Complementaria

../../images/ss_marijuana.jpg

Marihuana (Cannabis sativa)

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2013 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

Términos Relacionados

  • Ageef, ageeve, almindelig hamp (danés), anashca, asa (japonés), asanomi, bang (árabe, Egipto), banji, bhaang (hindi, nepalés), bhaango (nepalés), bhang (hindi), blunt, bud, cáñamo (español), canapa (italiano), canapa indiana (italiano), canapa indica (italiano), canape (italiano), cânhamo (portugués), Cannabaceae (familia), canabidioles, canabinoide, cannabis, Cannabis sativa spp., cares (nepalés), CBD-DMH, Cesamet®, chanvre (francés), chanvre cultivé (francés), chanvre de l'Inde (francés), chanvre indien (francés), chanvrier (francés), charas (hindi), churras (hindi), dà má (chino), da ma cao (chino), da ma ren (chino), dagga (afrikáans), delta-9THC-canabidiol, dope, dronabinol, echter Hanf (alemán), esrar, Finola®, gaanjaa (nepalés), gaga, gajiimaa (nepalés), ganja (sánscrito, hindi, nepalés, urdú), ganjika (sánscrito), grass, grifa (español), hachís (español), hamp (danés, noruego), hampa (sueco), hampjurt (islandés), hamppu (finlandés), Hanf (alemán), harilik kanep (estonio), Haschischpflanze (alemán), hash, hashish, hashish qinnib (árabe), cáñamo, cerveza de cáñamo, harina de cáñamo, Hemp Foods Australia®, Hemp Liquid Gold, mantequilla de nuez de cáñamo, aceite de cáñamo, Hemp Organics, planta de cáñamo, polvo de la proteína del cáñamo, alimento de semilla de cáñamo, mantequilla de nuez de semilla de cáñamo, nueces de semilla de cáñamo, aceite de semilla de cáñamo, semilla de cáñamo, hempseed oil, hemp-seeds, hempzels, hennep (danés), HU-331, huo ma (chino), huo ma cao (chino), huo ma ren (chino), cáñamo de la India, cáñamo hindi, indiiskaia konoplia (ruso), indische hennep (danés), indisk hamp (danés), cáñamo industrial, cigarrillo de marihuana, kannabisu (japonés), kenevir (turco), kendir (turco), kief, kif (árabe, Marruecos), konopí seté (checo), konopie (polaco), konopie siewne (polaco), konoplia sornaia (ruso), konoplja (esloveno), Kultur-Hanf (alemán), maconha (portugués), Manitoba Harvest, mariguana, marihuana, marijuana, Marinol®, Mary Jane, mashinin (japonés), nabilone, navadna konoplja (esloveno), Nutiva®, O-1918, Organic Hemp Protein Powder, porkanchaa (tailandés), pot, polvos de la proteína orgánica certificada por PVL, qinnib (árabe), riesen Hanf (alemán), cáñamo tostado, Sativex®, sawi, shâhdânag (árabe), sharâneq (árabe), shelled hempseed, sinsemilla, taima (japonés), tetrahidrocanabinol, THC, tîl (árabe), unika-b, vadkender (húngaro), vetési kinder (húngaro), hierba mala, cáñamo salvaje, wilder Hanf (alemán), ye da ma (chino), ye ma (chino).

Historia

  • Marihuana, cáñamo y cannabis son nombres comunes para las plantas del género Cannabis. El término "cáñamo" a menudo se utiliza para las cepas de cannabis que se cultivan específicamente para la producción de papel, cuerdas y telas. Otras cepas de cannabis se utilizan para crear drogas medicinales y recreativas. La diferencia más importante entre los principales tipos de plantas de cannabis es la cantidad del componente psicoactivo tetrahidrocanabinol (THC) que contienen.

  • El cannabis se ha utilizado para fines medicinales desde hace 5,000 años aproximadamente. Los componentes más utilizados de la hierba en la medicina tradicional son la semilla y el aceite de semilla. El Cannabis sativa se utiliza ampliamente para fines recreativos (puede inhalarse o administrarse por vía oral) con el objetivo de alcanzar una mayor sensación de bienestar.

  • El cannabis se ha estudiado para el tratamiento de diferentes afecciones, entre ellas eczemas, epilepsia, dolor crónico, insomnio y síntomas de esclerosis múltiple. Los beneficios más significativos se han observado en el tratamiento del dolor crónico y en los síntomas de la esclerosis múltiple.

  • Los dos compuestos canabinoides más estudiados del Cannabis sativa son el tetrahidrocanabinol (THC) psicoactivo y el canabidiol (CBD) no psicoactivo.

Evidencia Cientifica

Usos:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

Grade*

Dolor crónico

Se ha informado que los canabinoides reducen el dolor crónico relacionado con diversas afecciones. Los canabinoides también se han utilizado en pacientes que toman otros medicamentos para aliviar el dolor pero que no han tenido resultados óptimos. Los componentes activos del cannabis tienen efectos en el sistema nervioso central y en las células inmunológicas. El cannabis está aprobado en algunos países europeos y en Canadá. En los Estados Unidos, es una droga de investigación para aliviar el dolor en pacientes con cáncer.

A

Esclerosis múltiple (síntomas)

Las investigaciones sugieren que los canabinoides pueden mejorar algunos síntomas relacionados con la esclerosis múltiple (MS), específicamente el dolor neuropático, los espasmos musculares y los síntomas urinarios.

A

Eczema

Los estudios anteriores sugieren que la ingesta de aceite de semilla de cáñamo por vía oral puede reducir los síntomas de eczema, una erupción cutánea que también se denomina dermatitis atópica. Es necesario realizar más investigaciones antes de poder llegar a una conclusión definitiva.

C

Epilepsia

Las investigaciones anteriores sugieren que los pacientes epilépticos pueden tener menos convulsiones al ingerir canabidiol (CBD) en combinación con el medicamento contra las convulsiones. Es necesario realizar más estudios antes de poder llegar a una conclusión.

C

Glaucoma (presión alta de fluidos dentro del ojo)

El glaucoma puede provocar daños en el nervio óptico y ceguera. La evidencia escasa sugiere que el tetrahidrocanabinol (THC) administrado por vía sublingual puede reducir la presión ocular. Es necesario realizar más investigaciones antes de poder llegar a una conclusión definitiva.

C

Enfermedad de Huntington

La enfermedad de Huntington es un trastorno degenerativo del nervio relacionado con el deterioro mental y los movimientos corporales bruscos o sin coordinación. Los estudios anteriores sugieren que el canabidiol (CBD) quizás no ayude a disminuir la gravedad de los movimientos corporales sin coordinación relacionados con la enfermedad de Huntington. Es necesario realizar más estudios antes de poder llegar a una conclusión firme.

C

Insomnio

La investigación escasa sugiere que el canabidiol puede mejorar la calidad del sueño en personas con insomnio (dificultad para conciliar el sueño o permanecer dormido). Es necesario realizar más investigaciones antes de poder llegar a una conclusión definitiva.

C

Pérdida de peso o del apetito en pacientes con cáncer

Los estudios clínicos han demostrado que no hay efectos de las terapias con cannabis en el tratamiento de la pérdida de peso relacionada con el cáncer. Es necesario realizar más estudios antes de poder llegar a una conclusión.

D

Esquizofrenia

La investigación escasa indica que no hay efectos del canabidiol (CBD) en los síntomas de la esquizofrenia en pacientes que han recibido otros tratamientos que no han dado resultado. Es necesario realizar más investigaciones antes de poder llegar a una conclusión definitiva.

D

*Clave para los grados:A: Evidencia científica sólida para este uso; B: Evidencia científica buena para este uso; C: Evidencia científica dudosa para este uso; D: Evidencia científica aceptable contra este uso (podría no funcionar); F: Evidencia científica sólida contra este uso (probablemente no funciona).

Tradicion/Teoria

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

  • Acné, adicción, alergias, enfermedad de Alzheimer, angina (dolor en el pecho), angioedema (hinchazón debajo de la piel), artritis, antienvejecimiento, antidepresivo, antiinflamatorio, antioxidante, prevención de la ansiedad, estimulante del apetito, asma, trastorno por déficit de atención con hiperactividad (ADHD), enfermedades autoinmunes, trastorno de bipolaridad (trastorno mental), anticoagulante, broncodilatación (dilata las vías respiratorias y facilita la respiración), quemaduras, cáncer, candidiasis (infección micótica), mejora de la circulación, estreñimiento, tos, desintoxicación (eliminación de toxinas), diabetes, ayuda digestiva, diurético (mejora el flujo de orina), distonía (trastorno muscular), metabolismo de la energía, fatiga, estimulación de la secreción ácido gástrica (aumenta la acidez estomacal), mantenimiento general de la salud, trastornos del tracto genitourinario (trastornos de los sistemas urinarios y reproductivos), activador del crecimiento del cabello, cardiopatía, presión arterial alta, regulación hormonal, supresión inmunológica, aumento de la masa muscular, incremento de leche materna, enfermedad inflamatoria intestinal (enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa), claudicación intermitente (dolor en los brazos y las piernas debido al oxígeno inadecuado), cistitis intersticial (trastorno de la vejiga), ritmo cardíaco irregular, leucemia (cáncer de glóbulos), reducción de lípidos (colesterol y triglicéridos), protección hepática, mejora del flujo linfático, síntomas menopáusicos, migraña, relajación muscular, náuseas y vómitos, trastornos nerviosos, anomalías congénitas del tubo neural (defectos congénitos), osteoporosis (osteopenia), menstruación dolorosa, embarazo y trabajo de parto, psicosis, reumatismo (enfermedad de las articulaciones), sedante, rendimiento sexual, afecciones cutáneas, lesión medular, espasmos estomacales, apoplejía, tendinitis, estimulante uterino, venas varicosas, deficiencia de vitamina C, aumento de peso (pacientes con VIH o cáncer), cicatrización de heridas.

Dosificacion

Las siguientes dosis están basadas en investigaciones científicas, publicaciones, uso tradicional u opinión experta. Hay muchas hierbas y suplementos que no se han sometido a pruebas exhaustivas, por lo que su seguridad y eficacia no se puede demostrar. Las marcas podrían prepararse de manera diferente, con ingredientes variables, incluso dentro de la misma marca. Es posible que las siguientes dosis no correspondan a todos los productos. Deberá leer las etiquetas del producto y analizar la dosis con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia.

Adultos (18 años y mayores)

  • Para nauseas y vómitos, se han administrado por vía oral cinco miligramos/m2 de masa corporal de dronabinol (Marinol®) antes y después de la quimioterapia, para un total de 4 a 6 dosis diarias.

  • Para la pérdida de peso y la desnutrición relacionada con el cáncer, se han administrado por vía oral 2.5 miligramos de tetrahidrocanabinol (THC) con o sin un miligramo de canabidiol durante seis semanas.

  • Para los eczemas, se ha administrado por vía oral aceite de semilla de cáñamo durante 20 semanas.

  • Para el dolor crónico, se han administrado por vía oral de 2.5 a 120 miligramos de cannabis en dosis divididas.

  • Para la epilepsia, se han administrado por vía oral de 200 a 300 miligramos de canabidiol (CBD) por un máximo de 4.5 meses.

  • Para el insomnio, se han administrado por vía oral 160 miligramos de canabidiol (CBD).

  • Para los síntomas de la esclerosis múltiple, se han administrado diariamente por vía oral de 2.5 a 10 miligramos de dronabinol (Marinol®) durante tres semanas. Se han administrado por vía oral cápsulas que contienen de 15 a 30 miligramos de extracto de cannabis durante 14 días. Se han administrado por vía oral dos miligramos y medio de tetrahidrocanabinol (THC), en combinación con 0.9 miligramos de canabidiol (CBD). Se ha utilizado el aerosol por vía oral Sativex® con canabinoides a una dosis de 2.5 a 120 miligramos en dosis divididas. Se han utilizado 8 aerosoles en 3 horas y hasta 48 aerosoles en 24 horas.

  • Para la esquizofrenia, se han administrado por vía oral de 40 a 1,280 miligramos de canabidiol (CBD) por un máximo de cuatro semanas.

  • Para el glaucoma (presión alta de fluidos en el ojo), se han utilizado dosis individuales de cinco miligramos de tetrahidrocanabinol (THC) o 40 miligramos de canabidiol (CBD) administradas por vía sublingual.

Niños (menores de 18 años)

  • No existe una dosis eficaz o segura comprobada para el cannabis o productos que contienen cannabis en niños.

Seguridad

La Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU. (FDA) no regula las hierbas y suplementos de manera estricta. No hay garantías respecto a la potencia, pureza o seguridad de los productos, y los efectos podrían variar. Lea siempre las etiquetas del producto. Si usted padece de alguna afección, o si está tomando otras drogas, hierbas o suplementos, deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia nueva. Consulte con un proveedor médico de inmediato si sufre efectos secundarios.

Alergias

  • Evite su uso en personas con alergia o sensibilidad conocida al cannabis, a los canabinoides o a las plantas de la familia Cannabaceae. Se han informado síntomas similares a la fiebre del heno y al asma.

Efectos secundarios y advertencias

  • El cannabis puede aumentar los niveles de azúcar en la sangre. Sin embargo, otra investigación sugiere que el cannabis puede reducir la incidencia de la diabetes. Se recomienda precaución en pacientes con diabetes y en aquéllos que toman medicamentos, hierbas o suplementos que afectan a los niveles de azúcar en la sangre. Puede ser necesario que un profesional de la salud, incluido un farmacéutico, monitoree los niveles de glucemia, y que se deban ajustar las dosis.

  • El cannabis puede aumentar el riesgo de hemorragia. Se recomienda usar con precaución en pacientes con trastornos hemorrágicos o que consuman medicamentos que podrían aumentar el riesgo de hemorragia. Se pueden necesitar ajustes en la dosis.

  • El cannabis puede causar baja presión arterial. Se recomienda precaución en pacientes que consumen hierbas o suplementos para disminuir la presión arterial.

  • Puede presentarse somnolencia o sedación. Tenga precaución si conduce o si opera maquinaria pesada, si toma sedantes, barbitúricos o depresores del sistema nervioso central, o si consume alcohol.

  • El cannabis podría afectar la forma en que el organismo procesa ciertos medicamentos, hierbas medicinales o suplementos mediante el uso del sistema de enzimas citocromo P450 del hígado. Como resultado, los niveles de estos agentes pueden cambiar en la sangre y pueden provocar efectos aumentados o disminuidos, o reacciones adversas potencialmente graves. Los pacientes que toman cualquier medicación deben consultar los prospectos y hablar con un profesional médico calificado, incluido un farmacéutico, sobre las posibles interacciones.

  • Usar con precaución si consume alimentos o suplementos que contienen aceite o semillas de cannabis.

  • Usar con precaución en pacientes con una enfermedad hepática, glaucoma, trastornos inmunológicos o antecedentes de abuso de drogas o conducta adictiva, o en pacientes que toman agentes para cualquiera de estas afecciones.

  • Usar con precaución en pacientes que toman medicamentos con estrógeno, agentes que pueden dañar el hígado, antipirina o medicamentos regulados por la p-glicoproteína.

  • Evitar el uso en personas con asma o bisinosis (enfermedad pulmonar).

  • Evitar la inhalación o la inyección intravenosa de cannabis.

  • Evitar el uso de productos de cannabis obtenidos de manera ilícita.

  • Evitar su uso en pacientes embarazadas o lactantes.

  • Evitar su uso en pacientes con alergia o hipersensibilidad conocida al cannabis, a los canabinoides o a las plantas de la familia Cannabaceae.

Embarazo y lactancia

  • Evitar su uso en pacientes embarazadas o lactantes. Las investigaciones sugieren la presencia de riesgos significativos para el feto, el infante en desarrollo o el niño.

Interacciones

La mayoría de las hierbas y suplementos no se han probado completamente en cuando a la interacción con otras hierbas, suplementos, drogas o alimentos. Las interacciones que se señalan a continuación se basan en informes y publicaciones científicas, experimentos de laboratorio o uso tradicional. Siempre debe leer las etiquetas del producto. Si usted padece de alguna afección, o si está tomando otras drogas, hierbas o suplementos, deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia nueva.

Interacciones con drogas

  • El cannabis puede aumentar los niveles de azúcar en la sangre. Sin embargo, otra investigación sugiere que el cannabis puede reducir la incidencia de la diabetes. Se debe tener precaución al utilizar medicamentos que afectan el nivel de azúcar en sangre. Un profesional médico calificado, incluso un farmacéutico, debe controlar de cerca a los pacientes que toman medicamentos para la diabetes por vía oral o insulina. Se pueden necesitar ajustes en el medicamento.

  • El cannabis puede aumentar el riesgo de hemorragia al administrarse con medicamentos que también aumentan este riesgo. Entre los ejemplos se incluyen aspirinas, anticoagulantes como la warfarina (Coumadin®) o la heparina; antiagregantes plaquetarios como el clopidogrel (Plavix®) y antiinflamatorios no esteroideos como el ibuprofeno (Motrin®, Advil®) o el naproxeno (Naprosyn®, Aleve®).

  • El cannabis puede causar baja presión arterial. Se debe tener precaución al utilizarse en pacientes que toman medicamentos para disminuir la presión arterial.

  • El cannabis puede aumentar la somnolencia provocada por algunos medicamentos. Entre los ejemplos se incluyen las benzodiazepinas como el lorazepam (Ativan®) o el diazepam (Valium®), los barbitúricos como el fenobarbital, los narcóticos como la codeína, los depresores del sistema nervioso central, los sedantes, ciertos antidepresivos y el alcohol. Se recomienda precaución al conducir u operar maquinaria.

  • El cannabis podría afectar la forma en que el organismo procesa ciertos medicamentos mediante el uso del sistema de enzimas citocromo P450 del hígado. Como resultado, los niveles de estos medicamentos pueden cambiar en la sangre y pueden provocar efectos aumentados o disminuidos o reacciones adversas potencialmente graves. Los pacientes que toman cualquier medicación deben consultar los prospectos y hablar con un profesional médico calificado, incluido un farmacéutico, sobre las posibles interacciones.

  • Debido a que el cannabis contiene químicos similares a los estrógenos, se pueden alterar los efectos de otros agentes que se cree tienen propiedades hormonales o similares a los estrógenos.

  • El cannabis también puede interactuar con agentes que afectan el sistema inmunológico o el sistema respiratorio, o que pueden dañar el hígado, que tratan náuseas y vómitos, que son anticancerígenos, que tratan el VIH, antipirinas, que tratan las convulsiones, corticosteroides, analgésicos, medicamentos regulados por la p-glicoproteína y agentes que dilatan los vasos sanguíneos.

Interacciones con hierbas y suplementos

  • El cannabis puede aumentar los niveles de azúcar en la sangre. Sin embargo, otra investigación sugiere que el cannabis puede reducir la incidencia de la diabetes. Se debe tener precaución al utilizar hierbas medicinales o suplementos que afectan el nivel de azúcar en sangre. Quizás sea necesario controlar los niveles de glucosa en sangre y ajustar las dosis.

  • El cannabis puede aumentar el riesgo de hemorragia al administrarse con hierbas medicinales y suplementos que se cree que también aumentan este riesgo. Se han informado muchos casos de hemorragia con el uso de Ginkgo biloba, y menos casos con el uso de ajo y palma enana americana. En teoría, muchos otros agentes podrían aumentar el riesgo de hemorragia, aunque esto no ha sido comprobado en la mayoría de los casos.

  • El cannabis puede causar baja presión arterial. Se recomienda precaución en pacientes que consumen hierbas o suplementos para disminuir la presión arterial.

  • El cannabis puede aumentar la somnolencia provocada por algunas hierbas medicinales o suplementos con propiedades sedantes o depresores del sistema nervioso central.

  • El cannabis podría afectar la forma en que el organismo procesa ciertas hierbas medicinales o suplementos mediante el uso del sistema de enzimas citocromo P450 del hígado. Como resultado, podrían cambiar los niveles de otras hierbas medicinales o suplementos en la sangre. También puede alterar los efectos que otras hierbas medicinales o suplementos pueden tener en el sistema P450.

  • Debido a que el cannabis contiene químicos similares a los estrógenos, se pueden alterar los efectos de otras hierbas medicinales o suplementos que se cree tienen propiedades hormonales o similares a los estrógenos.

  • El cannabis también puede interactuar con suplementos y hierbas medicinales anticancerígenas, antioxidantes, suplementos y hierbas medicinales para tratar convulsiones, antivirales, suplementos y hierbas medicinales que afectan el sistema inmunológico o el sistema respiratorio, que pueden dañar el hígado, que se usan para tratar náuseas y vómitos, analgésicos, moduladores de la p-glicoproteína, y suplementos y hierbas medicinales que dilatan los vasos sanguíneos.

Informacion del Autor/Actualizacion

  • Esta información está basada en una revisión sistemática de la literatura científica y fue editada y revisada por colaboradores del Natural Standard Research Collaboration (www.naturalstandard.com).

Referencias

Natural Standard desarrolló la información anterior con base en la evidencia mediante una revisión sistemática de todos los artículos científicos disponibles. Para obtener información completa acerca de terapias alternas y complementarias a nivel profesional, visite www.naturalstandard.com. Las referencias seleccionadas se indican a continuación.

  1. Aggarwal SK, Carter GT, Sullivan MD, et al. Medicinal use of cannabis in the United States: historical perspectives, current trends, and future directions. J Opioid Manag 2009;5(3):153-68.Ver Abstract

  2. Berman JS, Symonds C, Birch R. Efficacy of two cannabis based medicinal extracts for relief of central neuropathic pain from brachial plexus avulsion: results of a randomised controlled trial. Pain 2004;112(3):299-306.Ver Abstract

  3. Iskedjian M, Bereza B, Gordon A, et al. Meta-analysis of cannabis based treatments for neuropathic and multiple sclerosis-related pain. Curr Med Res Opin 2007;23(1):17-24.Ver Abstract

  4. Karst M, Salim K, Burstein S, et al. Analgesic effect of the synthetic cannabinoid CT-3 on chronic neuropathic pain: a randomized controlled trial. JAMA 2003;290(13):1757-62.Ver Abstract

  5. Lozano I. [Therapeutic use of Cannibis Sativa L. in Arab medicine.] Asclepio 1997;49(2):199-208.Ver Abstract

  6. Martín-Sánchez E, Furukawa TA, Taylor J, et al. Systematic review and meta-analysis of cannabis treatment for chronic pain. Pain Med 2009;10(8):1353-68.Ver Abstract

  7. Perez J, Ribera MV. Managing neuropathic pain with Sativex: a review of its pros and cons. Expert Opin Pharmacother 2008;9(7):1189-95.Ver Abstract

  8. Perras C. Sativex for the management of multiple sclerosis symptoms. Issues Emerg Health Technol 2005;(72):1-4.Ver Abstract

  9. Rahn EJ, Hohmann AG. Cannabinoids as pharmacotherapies for neuropathic pain: from the bench to the bedside. Neurotherapeutics 2009;6(4):713-37.Ver Abstract

  10. Rog DJ, Nurmikko TJ, Young CA. Oromucosal delta9-tetrahydrocannabinol/canabidiol for neuropathic pain associated with multiple sclerosis: an uncontrolled, open-label, 2-year extension trial. Clin Ther 2007;29(9):2068-79.Ver Abstract

  11. Rog DJ, Nurmikko TJ, Friede T, et al. Randomized, controlled trial of cannabis-based medicine in central pain in multiple sclerosis. Neurology 2005;65(6):812-9.Ver Abstract

  12. Svendsen KB, Jensen TS, Bach FW. Does the cannabinoid dronabinol reduce central pain in multiple sclerosis? Randomised double blind placebo controlled crossover trial. BMJ 2004;329(7460):253.Ver Abstract

  13. Turcotte D, Le Dorze JA, Esfahani F, et al. Examining the roles of cannabinoids in pain and other therapeutic indications: a review. Expert Opin Pharmacother 2010;11(1):17-31.Ver Abstract

  14. Wade DT, Makela P, Robson P, et al. Do cannabis-based medicinal extracts have general or specific effects on symptoms in multiple sclerosis? A double-blind, randomized, placebo-controlled study on 160 patients. Mult Scler 2004;10(4):434-41.Ver Abstract

  15. Wade DT, Robson P, House H, et al. A preliminary controlled study to determine whether whole-plant cannabis extracts can improve intractable neurogenic symptoms. Clin Rehabil 2003;17(1):21-9.Ver Abstract

Copyright © 2013 Natural Standard (www.naturalstandard.com)

La información en esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, y está diseñada para ayudar a los usuarios a aclarar sus inquietudes de salud. La información está basada en la revisión de datos de investigación científica, patrones históricos de práctica y experiencia clínica. Esta información no se debe interpretar como un consejo médico especifico. Los usuarios deben consultar con un proveedor médico calificado para preguntas específicas respecto a terapias, diagnósticos y/o enfermedades, antes de tomar decisiones acerca de una terapia.

Revisor médico: Louise Akin, RN, BSN
Revisor médico: Daphne Pierce-Smith, RN, MSN, FNP, CCRC
Última revisión: 10/10/2011
© 2000-2014 The StayWell Company, LLC. 780 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.